jueves, 19 de mayo de 2011

ENTREVISTA CON CHRISTY CANYON

No es ningún secreto que hace un tiempo quise publicar un pequeño texto sobre porno. El proyecto nunca arrancó por diferentes motivos. Más de un año después, la estrella del porno Christy Canyon ha tenido la amabilidad de responderme a unas preguntas.

No creo que el proyecto resucite porque no tengo material suficiente y con el tiempo mi idea inicial ha perdido fuerza, pero nunca se sabe (quizás algún amigo me dé ideas... o me ayude a desistir definitivamente). En cualquier caso, esta entrevista es sólo una curiosidad que, con algo de suerte, interesará a los pornófilos.



ANDRÉS LOMEÑA: Hola Christy, ¿por qué es tan difícil hablar de pornografía con personas de la industria?
CHRISTY CANYON: A mí me encanta ver y practicar porno y hablar sobre él con cualquier adulto.

AL: No sé muy bien cómo guiar esta entrevista. Pareceré una persona morbosa si hago preguntas personales, como cuándo perdiste la virginidad, pero pareceré un moralista si te pregunto por qué empezaste en el mundo del porno.
CC: En mi programa de radio de Playboy y en mi autobiografía, Luz, cámara, sexo, explico cómo perdí mi virginidad con mi novio del instituto, que era de Tailandia. Mi libro cuenta cómo empecé con el nudismo y me “gradué” en el porno. Siempre me gustó el sexo y quería experimentar y divertirme.

AL: ¿Cuál es el motivo de escribir una autobiografía? Algunos piensan que una actriz porno es menos vergonzosa a la hora de mostrar su “alma” porque no ha tenido reparos en exponer su cuerpo.
CC: Quise que todos mis fans supieran que siempre estuve orgullosa de pertenecer al porno y de mis decisiones personales. Mi profesora de redacción empezó y trabajé en mi autobiografía con mi mejor amiga y estrella del porno Victoria Paris. El libro fue verdaderamente un acto de amor. No tengo nada que ocultar, ni físicamente ni de mis pensamientos. Mi vida es literalmente un libro abierto.

AL: La actriz Veronica Hart dijo que nunca le hizo una mamada a un productor, aunque había muchos cabrones en la industria.
CC: Nunca sufrí los horrores de los “casting de sofá”. Si follé o se la chupé a alguien fue porque quería. Empecé con un verdadero gentleman entre los gentlemen, mi agente Jim South, y todo lo que él esperaba era que apareciera en el set lista para grabar. Veronica Hart era divertida y adoraba poner mis tetas en su boca.

AL: Me alegra que el cine porno es una de las pocas industrias, por no decir la única, donde las mujeres ganan hasta tres veces más que los hombres.
CC: Es verdad que las mujeres tienen mejores salarios que los hombres, pero estoy segura de que lo merecemos.

AL: ¿Cómo mantienes los límites entre amistad y sexo, si es que los mantienes?
CC: Tanto el sexo como la amistad son importantes y depende de mi carácter Géminis. Muchos de mis compañeros son verdaderos amigos y me han follado dentro y fuera de la pantalla. Hay otros a los que sólo me tiraría en la pantalla. Valoro el sexo, pero también la amistad verdadera.

AL: ¿Cómo entiendes la fidelidad? No sé si crees en las relaciones libres.
CC: Me he casado y divorciado tres veces. La fidelidad es una calle de doble sentido. Hago el amor cuando me apetece y tengo sexo cuando me apetece. A veces me siento más cómoda acostándome con hombres casados porque sé que no se pondrán pegajosos conmigo.

AL: Admito que quería entrevistarte porque eres la primera persona que vi en una película porno. Tardé años en descubrir quién eras y en saber que tus compañeros de reparto eran Ron Jeremy y Peter North. ¿Sientes satisfacción cuando las personas disfrutan tus películas? Y con disfrutar me refiero, evidentemente, a que se masturban con ellas.
CC: Ron y Peter son dos de mis favoritos, dentro y fuera de la pantalla. Estoy muy contenta de haber roto tu “himen pornográfico”, por decirlo así. Me encanta escuchar eso de mis fans. Saber que millones de hombres y mujeres se ponen cachondos conmigo me pone de verdad. Muchos ven porno para masturbarse, pero muchos también lo ven con sus parejas para aumentar su propia experiencia sexual, y otros también lo ven para aprender.

AL: Vi aquella película porno con once o doce años, aproximadamente. Vi cosas antes de practicarlas y ésta es mi única pregunta verdaderamente moralista: ¿Crees que el porno debería estar restringido a ciertas edades?
CC: Preferiría que sólo los adultos vieran mis películas, pero sé que muchos jóvenes lo hacen. Prefiero ver porno de completos desconocidos, aunque algunos amantes disfrutaban viendo mi porno junto a mí. Cualquier cosa que los encienda y haga que se les ponga dura está bien para mí, siempre que sea legal.

AL: ¿Qué piensas del BDSM (Bondage, disciplina y dominación, sumisión y sadismo, masoquismo)?
CC: Todo está bien entre adultos si es una práctica consentida. Aunque soy más sumisa en la cama, no participo en BDSM real, como hace la anterior copresentadora de radio Nicki Hunter. Ahora estoy en un nuevo programa de radio llamado El circo del sexo picante con la primera chica con la que tuve sexo, Ginger Lynn, e interpretamos muchas técnicas divertidas y poco frecuentes, aunque siempre legales.

AL: Tras el caso Freeman se legalizó la pornografía en California, separando el porno de la prostitución. ¿Qué opinas de la prostitución?
CC: Hice porno antes y después de Freeman y celebro esa decisión. No más grabaciones clandestinas en lugares desconocidos. He estado en Holanda y en Nevada, donde la prostitución es legal y veo muchas ventajas a un negocio del sexo regulado por ley. Cuando es legal, todos saben dónde están. Por otra parte, algunos "masajes" conducen a lo que aquí llamamos “finales felices”.

AL: Sasha Grey lee, al parecer, a los existencialistas Camus y Sartre. Asia Carrera toca el piano. Tanto si es verdad como si no, tengo la sensación de que las actrices porno se ven obligadas a demostrar otros talentos.
CC: No me sorprende de Sasha. Asia era miembro de Mensa, la sociedad para personas con elevado coeficiente intelectual. Las actrices porno son seres humanos, después de todo. Algunas son brillantes, otras no tanto. Todas tenemos nuestras habilidades y aficiones. Somos personas a las que pagan por follar delante de una cámara. Fuera de cámara nos encargamos de vivir vidas normales (o no tan normales).

AL: La industria del porno está invadida por la silicona y la cirugía estética. Si no me equivoco, tus pechos son naturales.
CC: Siempre he estado orgullosa de mis pechos naturales y aunque mis fans los adoran, ellos también me hablan de mis ojos, mis labios (los de la cara y los que tengo entre las piernas) y de otras partes. Muchos también comentan mi cerebro y sentido del humor; ellos hacen que me ruborice y me dé la risa tonta. Las chicas deberían hacer lo que quieran para mejorar sus cuerpos dentro de ciertos límites. Cuando gano o pierdo un poco de peso, o cambio mi pelo de color, o recorto mi pequeña mata de pelo, algunos de mis fans se preocupan. Pero los verdaderos fans me quieren de cualquier forma.

AL: Hemos acabado. Muchas gracias.
CC: Me pareció divertida esta entrevista y espero que compréis mi libro y visitéis mi web: www.christycanyon.com

Andrés Lomeña
19 de mayo de 2011

3 comentarios:

  1. Hasta ahora no me visto actriz porno, tan original y transparente como lo es Christy Canyon. Y lejos de fijarme en lo meramente fisico, Christy tiene algo más. Como ella bien dice "mis fans me comentan lo de mi cerebro y sentido del humor". Entiendo yo por cerebro a su actitud mas profunda manera de llevar las cosas, más las cosa que dice, que no solo es palabras mientras se toquetean ... por eso Christy Canyon, es para mi la mejor actriz porno de ayer y hoy!.

    ResponderEliminar
  2. te amo christy eres la mejor entre las mejores

    ResponderEliminar
  3. Excelente nota. Admiro a Christy Canyon, y para mí tambien es la mejor actriz del cine porno. Además tiene una carisma unico, es muy simpatica y disfruta de verdad de lo que hace... y obviamente nos hace disfrutar a todos.

    ResponderEliminar